En cualquier relación contractual, no existen problemas si hay buena voluntad por ambas partes. Los problemas, si surgen, son más fáciles de resolver si todos tienen una predisposición a ser justos y asumiendo su parte de responsabilidad en el proceso. Esta situación, por desgracia, no es tan habitual como nos gustaría. Estas son las recomendaciones…

Leer más →