Hay frases que parecen intocables. A veces adquieren el carácter de proverbio.

Uno, tal vez el axioma más inquebrantable en una relación de negocios es éste:

“El cliente siempre tiene la razón”

En el caso del cliente inmobiliario… lo siento pero NO…

¿Dónde y cuándo nació esa frase?

Sus orígenes son inciertos. El famoso eslogan empezó a utilizarse a principios del siglo XX en las emblemáticas tiendas de Marshall Field, en la ciudad de Chicago (en la actualidad, Macy’s). Sin embargo, en el Reino Unido fue popularizada por el norteamericano Harry Gordon Selfridge, en sus tiendas de Londres. Como Selfridge trabajó para Field entre 1879 y 1901, es casi seguro que alguno de los dos es el responsable de acuñar la frase. Estos emprendedores no buscaron que la frase fuera tomada literalmente, sino que el cliente se sintiese especial, inculcando a su personal la disposición a comportarse como si tuviera siempre la razón, la tuviese o no.

No, no es fácil

No es fácil mantener lo contrario. La cara de mis clientes cuando les digo que no tienen razón siempre coincide. Es una mezcla de sorpresa, indignación controlada y prepotencia. ¿conoce esa cara, verdad? Es una reacción previsible.

En la mayoría de los casos, la maldita frase, está muy metida en la mentalidad mercantilista occidental. No recordamos cuando la oímos por primera vez, pero todos la hemos oído y la recordamos toda la vida.

Está basada en la relación de poder entre el contratante y el contratado.

Sin duda se trata de un planteamiento muy malicioso. Quizá satisfaga el ego de nuestro cliente pero, en muchas ocasiones, no los resultados.

Merece la pena

Por eso, lo tenemos muy claro : aportamos mucho más si decimos que se comete un error, que si nos callamos, acabamos el trabajo, cobramos y hasta otra.

Cuando el cliente nos ve como un aliado y no como un sumiso ejecutor de sus órdenes, el proceso y los resultados son muy satisfactorios. Merece la pena.

new zealand rugby team haka

Sin embargo, vemos lo contrario continuamente. Cuando en una reunión de marketing, los diversos intervinientes tienen al “jefe” delante, las reuniones son menos satisfactorias. Es lógico. Ellos están a sueldo y lo último que quieren es perder su trabajo. Nosotros, estamos a sueldo, pero menos. Ese hecho nos da más libertad y creemos que nuestro cliente lo agradece a la larga.

EBOOK

GRATIS

Suscríbete para recibir gratis este ebook, tal como han hecho más de 1000 profesionales inmobiliarios anteriormente

Cómo contratar

acertando

servicios de visualización arquitectónica

Como responsable de este sitio web, yo, Juan Gayarre Calvo, te aseguro que los datos personales enviados en este formulario serán manejados únicamente por mi. La finalidad de la recogida de estos datos personales es la gestión del servicio de suscripción y el envío de boletines periódicos con información de tu interés y servicios relacionados. Si deseas ejercer tus derechos de acceso, corrección, limitación o supresión de tus datos personales, o presentar una queja ante una autoridad de supervisión, envíe un correo electrónico a info@gayarre.eu

Arriesga y ganarás

Nosotros también nos equivocamos, ¡sólo faltaría!

Sin embargo, tenemos experiencias muy positivas cuando las tormentas de ideas se plantean sin tapujos. Arriesga, olvídate de estereotipos.

Confía en los profesionales que ven tu proyecto desde la distancia, sin la presión de jugarse tu dinero. Seguro que enriquecerán tu decisión final.

Son más de 30 años colaborando con promotoras con un único fin :

vender antes y mejor sus pisos.

Algo hemos aprendido y nos encantará contártelo.