Cuando en lo estudios de arquitectura no quedó más remedio que pasar del papel y el lápiz al ordenador, se produjo un cambio drástico en el proceso de trabajo. Para algunos fue sencillo, para otros una pesadilla. Han pasado muchos años desde entonces. Ahora se está produciendo otra transición : el paso del CAD al BIM.

¿Qué es Building Information Modeling [BIM]?

Según la wikipedia:

BIM, Building Information Modeling, también llamado modelado de información para la edificación, es el proceso de generación y gestión de datos del edificio durante su ciclo de vida utilizando software dinámico de modelado de edificios en tres dimensiones y en tiempo real, para disminuir la pérdida de tiempo y recursos en el diseño y la construcción. Este proceso produce el modelo de información del edificio (también abreviado BIM), que abarca la geometría del edificio, las relaciones espaciales, la información geográfica, así como las cantidades y las propiedades de los componentes del edificio.

No ahora … ¡AHORA!

Como he dicho antes, se está produciendo la transición. No es una tecnología de futuro. Es el presente. Es cierto que en España aún no es un standard como Autocad. Sin embargo, en otros países, si envías tu CV, ya te piden el manejo de esta tecnología. Por tanto, hay que empezar.

Para hacerlo con ánimo, hay que entender las ventajas que puede aportarnos. Son muchas, mayores aún que las que supusieron el cambio del lápiz al ratón. Básicamente, se proyecta en tres dimensiones. Esto no es una novedad, ni tan siquiera una ventaja en si misma. La verdadera novedad es la parametrización de los datos, el posterior aprovechamiento de los mismos, la colaboración y la productividad.

Otro día seguiremos profundizando. De momento os dejo el enlace a un video explicativo de uno de estos programas BIM : ARCHICAD.

Lógicamente, aún no existe un standard. Hay otros programas. La apuesta de Autodesk se llama REVIT. La tercera opción destacada es ALLPLAN. Pero de ellos hablaremos otro día.

Mr. Beam as BIM

La forma de trabajar en las empresas de arquitectura está cambiando.

Aunque somos reacios a cambiar nuestra forma de hacer las cosas, la cuestión es decidir CUÁNDO cambiaremos. Podemos esperar a lo inevitable, pero tendremos que dar este paso más pronto que tarde.

Uno de los factores que determina la continuidad de nuestra profesión es la adaptación a los cambios. Dicho de manera más dramática, sólo sobrevivirás si te adaptas a las nuevas condiciones. En relación con el proceso de diseño,

BIM es el presente

BIM graphical information

La forma de desarrollar un proyecto es una revolución. Pero no tanto como podemos imaginar.

El proceso se altera:

PENSAR – DIBUJAR – MEDIR – PRESUPUESTAR – HACER

Lo que necesitas saber es lo que cambia para mejorarlo.

Usando cualquier sistema CAD, dibujamos líneas. Con más o menos atajos, pero trazamos geometrías. Con BIM dibujamos entidades. Es decir, definimos, por ejemplo, las características de una pared (grosor, altura, capas de componentes, representación en diferentes escalas, etc.) y dibujamos un vector entre dos puntos.

Poco a poco generamos el modelo tridimensional del edificio.

Construir en 3D tiene sus ventajas

Por ahora, nos obliga a hacer un esfuerzo extra. Sin embargo, tiene sus recompensas.

Las primeras se derivan de la geometría 3D

Haciendo perspectivas y comprobando lo que ya sabemos o intuimos.

Planos, alzados y secciones. No dibujamos el proyecto plano por plano.

Extraemos la información seccionando el modelo BIM.

Los cambios no se hacen plano a plano. El modelo se modifica y los planos se actualizan automáticamente. ¡Esto es realmente una gran recompensa!

Exige más pero también te da más. Como el render es bueno para la arquitectura, el BIM también.

La segunda recompensa se refleja en las mediciones

Al construir de forma paramétrica, todos los elementos dibujados son medibles. Al igual que con la geometría, cualquier cambio en el modelo se actualiza en las mediciones.

No está mal, ¿verdad?

process building information modeling

Bueno, la tercera recompensa es aún mejor

Estos sistemas permiten que varias personas colaboren, al mismo tiempo, en el mismo archivo. Localmente en el estudio o remotamente.

La relación, por ejemplo, con la Ingeniería, es más eficiente. Hay menos sorpresas. Todo tiene que cuadrar.

Las empresas constructoras, en el momento de la licitación, tendrán un documento más fiable: los planos y las medidas coinciden, no habrá desajustes.

Aunque tal vez sea algo arriesgado, el modelo BIM también estará presente en el proceso de ejecución de la obra.

Ahora hablaré de las dos principales alternativas: ALLPLAN y REVIT.

Mientras tanto, te dejo este enlace a la theBIMshop, página donde encontrarás mucha información sobre BIM (libros, revistas, cursos, videos, …)

Allplan vs Revit, dos fuertes opciones con las que trabajar Building Information Modeling

Mike Tyson vs Evander Hollyfield

Hoy en día, son las dos alternativas más sólidas para trabajar con la tecnología BIM.

La gran pregunta, ¿cuál elegir?

Por la experiencia de más de 30 años probando programas de todo tipo relacionados con el mundo 3D, diré que no sé la respuesta. Seguro que ambos sirven. Cada uno tiene ventajas sobre el otro. La única solución es estar informado, probarlos y decidir. Lo que aprendas con uno será útil para el otro.

ALLPLAN, de Nemetschek, es alemán

Fue el pionero y eso tiene sus ventajas. Recientemente visité el Roadshow Allplan 2011. Las explicaciones de Sergi Ferrater, un arquitecto, fueron muy elocuentes. Con el mismo programa se resolvieron todas nuestras necesidades. Creo que ese hecho, en sí mismo, no es una gran ventaja.

Axonometric BIM image

ALLPLAN hace muchas cosas bien, pero otras no tanto. Yo diría que estas son sus principales fortalezas:

Trabajo en 2D compatible con la filosofía BIM. Algo así como: “No tengas miedo, podrás seguir dibujando como en AutoCAD”.

La visualización 3D se carga en la tarjeta gráfica, no por software. Esto hace que el trabajo con el modelo tridimensional sea muy ágil.

La parametrización de elementos como escaleras y pasamanos, nos libera de problemas previos de diseño, ejecución y medición.

Estas herramientas para hacer una presentación del proyecto, sin salir del programa, son excelentes.

Fantástica coordinación con Adobe Acrobat para exportar PDF en 2D y … ¡3D!

Personalización de toda la documentación escrita del proyecto: informes, presupuestos, mediciones, anexos, etc.

Conexiones optimizadas con programas como Tricalc, Presto y Cype.

La asistencia técnica tanto al principio (cursos de introducción al estudio) como después transmite tranquilidad. No te sentirás sólo ante el peligro.

Un ejemplo de ello es la posibilidad de solicitar una demostración del programa.

REVIT, de Autodesk, es americano

Después de Archicad y Allplan, REVIT fue el último en llegar. Es un producto de Autodesk algo que,en principio, genera confianza. Puedes imaginar que si usas AutoCAD, el BIM de la misma marca será más fácil de aprender. No habrá muchas sorpresas. Y así es. La curva de aprendizaje es muy rápida. Es un programa muy intuitivo.

Me gusta su filosofía: todo se hace en 3D y luego se generan los planos. No se trata de hacer un BIM o algo así y luego terminar de dibujar en 2D como en AutoCAD. Es exigente pero más coherente. Obliga pero luego recompensa.

Tiene una estructura abierta

Es decir, los terceros pueden desarrollar plugins específicos. Un ejemplo de eso es MEDIT. Es una extensión de Revit que permite al usuario el enlace entre el presupuesto y los tipos, materiales, habitaciones y grupos de modelos de Revit. A través de estos enlaces se generan líneas de medición en el presupuesto. Es una extensión creada por arquitectos para arquitectos. La información del edificio (tales como los materiales y volúmenes de las habitaciones) se exportan directamente al formato gbXML de Green Building.

Puedes hacer análisis de energía utilizando los servicios web de Autodesk® Green Building Studio® y estudiar el rendimiento del edificio con Autodesk® Ecotect® Analysis, mientras que Autodesk® 3ds Max® Design te ayuda a evaluar la iluminación interior para solicitar la certificación LEED® 8.1.

Y, entonces, volviendo al principio, ¿cuál elegir?

Difícil elección. Ninguna es claramente superior a la otra. Ambas son prometedoras.

Mi único consejo es que pruebes ambas. Elije la que te parezca más cómoda, más acorde con tu estilo. Ponlos en crisis. Pero, no hagas esto eternamente. El tiempo te dirá qué compañía está más por la mejora del producto, en proporcionar un mejor soporte técnico. Y tú, como usuario, optarás por una.

Una cosa más. No esperes que una iniciativa como la de AutoCAD en su día, dé el programa gratis.