Todos coincidimos : no nos habíamos visto en una así nunca. Ante una situación tan limitante, siempre hay dos posicionamientos posibles:

El pesimista y el optimista.

Tan peligroso es el pesimista que no deja abierta una ventana a la esperanza, como el optimista que no reconoce el problema y los errores cometidos viéndose incapaz de superar la situación.Estos días, tenemos mucho tiempo para leer opiniones en ambos sentidos. Tras el análisis, cada uno llega a sus propias conclusiones.No hablaré sobre las consecuencias sanitarias. Todos tenemos casos más o menos cercanos o podríamos llegar a tenerlos. Los sanitarios nos están dando una lección de comportamiento y nunca se lo podremos agradecer suficientemente. Mucho ánimo.

En lo económico, está claro que si la rueda no sigue dando vueltas, cada día que pase, hará más difícil el arranque.

Nosotros podremos tomar algunas decisiones pero, por desgracia, hay otras que sólo dependen de los políticos.

¿VOLVEREMOS A VENDER COMO ANTES?

La respuesta es si. Los problemas son dos: cuándo y cómo.

Aunque exista un mercado más o menos global de tendencias, el mercado inmobiliario se comporta y comportará de manera diferente en cada lugar, en cada ciudad, en cada estado, en cada país.

Cada uno viene de una tendencia, y, aunque esta maldita pandemia nos haya parado a todos en seco, la planificación a futuro marcará las diferencias de velocidad en la recuperación.

Como recientemente escribió Lucy Alexander (columnista en Robb Report, New York), después de un brutal 2019, los agentes inmobiliarios de lujo realmente esperaban que 2020 fuera su año y luego vino el cierre. Os recomiendo la lectura de su artículo :

“Estamos en estado de parálisis”: Los mercados inmobiliarios se congelan en medio de un bloqueo global”

Otro de los debates es si, esta deseada recuperación, de producirá en V o en U.

Yo soy de la opinión optimista de que será en V. Sin duda habrá bajas empresariales pero, los que se mantengan hibernados, querrán volver con fuerza y recuperar las pérdidas (o las NO ganancias) lo antes posible.

EL ESPACIO DE OFICINAS

Tal como se plantea Marshall Toplansky (Clinical Assistant Professor of Management Science at Chapman University) la pandemia nos tiene que hacer recapacitar sobre el modelo de oficina tradicional. Las distancias de seguridad y las ventajas que se han sobrevenido con el teletrabajo unidas a los previsibles despidos, hacen que modelos de cientos de metros cuadrados dedicados a tal fin, empiecen a carecer de sentido. Es interesante la multiplicación de datos que hace al respecto en su artículo :

“EL FUTURO DEL MERCADO INMOBILIARIO DE OFICINAS”

También Nancy Sarnoff (reportera de Real Estate, Houston Chronicleexpone una acertada reflexión sobre cómo la pandemia nos tiene que hacer recapacitar sobre el modelo de oficina tradicional. Las distancias de seguridad y las ventajas que se han sobrevenido con el teletrabajo. Esta nueva forma de trabajar tiene luces y sombras.

Foster + Partners London offices

Recientemente, “video hablando” con un amigo experto en desarrollo de planes de negocios, nos poníamos mutuamente un ejemplo que el bien conoce. Si el alquiler de una local para gimnasio en Madrid puede estar alrededor de 30.000-40.00€ mensuales y se limita el aforo y se aumenta la distancia entre máquinas, ¿qué plan de negocio puede soportarlo? La respuesta es ninguno. Si el arrendador no baja el precio, el gimnasio cerrará. No le saldrán las cuentas.

Así pues, toca que TODOS, porque todos nos vemos afectados en cadena, debemos rebajar expectativas de ingresos.

La buena noticia (y ese debe ser el compromiso entre todos) es que, paulatinamente, si las circunstancias se van normalizando, todos seamos honestos y re-negociemos los costes al alza. Así, podremos, poco a poco, ir remontando la situación.

EL ESPACIO DE VENTAS INMOBILIARIO

Los espacios dedicados al proceso de ventas en las promotoras inmobiliarias también nos tiene que hacer reflexionar. En mi anterior artículo, ya escribí sobre sus cambios y adecuaciones a la nueva situación.

Por medio de la aséptica fibra óptica, deberás entrar en el hogar de tu cliente potencial y llegar hasta su corazón, el lugar donde se toman las decisiones importantes.