Cuando te limitan, has de jugar dentro de esos límites. Eso lo hacía a la perfección Dennis Rodman. No era un jugador técnicamente destacable pero no daba un balón por perdido. Aquí puedes ver algunos ejemplos si no lo conoces.

Todos estamos hartos del puto virus.

No se tú, pero yo, he atravesado dos momentos claramente diferenciados.

El primero fue de enfado. Enfado con la situación, con el cambio de planes en un año que había empezado de maravilla. Después, centralicé mi ira contra los políticos que no daban una. Fui muy crítico y manifesté mi frustración públicamente.

Por desgracia, el enfado, lejos de remitir, cada vez se hacía más fuerte.

Entonces, decidí parar.

Reflexioné. Llegué a varias conclusiones en las que, la verdad, tampoco quiero recrearme. Entré en un bucle autodestructivo. No iba a solucionar el problema y me hacía perder energía sin obtener resultados positivos.

Activar el segundo momento, necesitaba cortar al primero.

En la medida de lo posible, cerré los canales que me hablaban del virus. No había buenas noticias y, las que había me enfurecían. Esa simple decisión, cambió mi día a día.

Si, cerré mis sentidos al virus.

No te puedes imaginar cómo cambió mi actitud.

MOMENTO DE PONERSE MANOS A LA OBRA

No seré yo quien te descubra el archiconocido método para conseguir resultados.

A mi me ha servido de maravilla en estos días y me está dando resultados pero tú…

¿Te has marcado un objetivo?

¿Tienes un plan para llevarlo a cabo?

¿Has empezado a desarrollarlo?

¿Lo llevas a rajatabla?

Incluso, ¿lo has conseguido ya?

Si la respuesta es si, ya sabes : hay que marcar un nuevo objetivo.

Este es el ciclo de las personas que triunfan en la vida.

Este proceso quizá lo hiciste en el pasado pero claro, ahora, las circunstancias han cambiado. Tienes que jugar dentro de los límites marcados. Las condiciones para conseguir llegar hasta el último escalón han cambiado.

TU OBJETIVO ES EL MISMO PERO… ¿TU PLAN?

Tu objetivo sigue siendo el mismo: vender pisos.

Pero, tu plan, ¿puede ser el mismo?

Siento sacarte de tu zona de confort, pero la respuesta es no.

Es probable que el virus sea un problema temporal. También nos dicen que, cuando se vaya, puede volver. Que incluso puede volver mutado. Su aparición ha provocado muchos cambios y debemos adaptarnos.

Mutar para combatirlo empresarialmente.

La construcción no se ha parado. Se ha podido ralentizar, pero todos sabemos que es un motor que no va a detenerse.

Es probable que tu proyecto esté acabado y es evidente que, ahora, justo ahora, no sea el tiempo de vender. Es una pena porque la primavera es la mejor época para hacerlo.

Entonces, ¿qué debes hacer?

Está claro : estar preparado.

Necesitas EL plan, un nuevo plan, y ahí es donde entramos nosotros.

Dime en qué estás pensando.

¿Tienes tu plan? Me encantaría conocerlo. Mientras tanto…

TENGO UN PLAN PARA TI

Una de tus herramientas más efectivas, no puede ser utilizada de momento:

La proximidad física con tu cliente.

Ya no puedes cautivarle con tu mirada y tu sonrisa.

Tampoco puedes transmitirle confianza con tu magnífica sala de ventas.

Ni tan siquiera, si lo tuvieses, puedes enseñarle ese piso piloto que tanto te costó preparar y amueblar.

Tu cliente, AHORA, valora principalmente dos cosas por encima de las demás:

Que le seas ÚTIL y,

Que le des SEGURIDAD

La consecución de su confianza requiere de una relación más impersonal y a distancia.

Para conseguir los mismos resultados que en el pasado, necesitas herramientas de calidad y muy persuasivas.

EBOOK

GRATIS

Suscríbete para recibir gratis este ebook, tal como han hecho más de 1000 profesionales inmobiliarios anteriormente

Cómo contratar

acertando

servicios de visualización arquitectónica

Como responsable de este sitio web, yo, Juan Gayarre Calvo, te aseguro que los datos personales enviados en este formulario serán manejados únicamente por mi. La finalidad de la recogida de estos datos personales es la gestión del servicio de suscripción y el envío de boletines periódicos con información de tu interés y servicios relacionados. Si deseas ejercer tus derechos de acceso, corrección, limitación o supresión de tus datos personales, o presentar una queja ante una autoridad de supervisión, envíe un correo electrónico a info@gayarre.eu

PERO JUAN, ¿EN QUÉ SE CONCRETA TU PLAN?

Como comenté en mi anterior artículo:

“Tu nueva sala de ventas es el salón de tu cliente.”

Lo es porque:

1.    Es un lugar en el que se siente seguro.

2.    Evita la proximidad con otras personas

3.    No está presionado por el vendedor.

Necesitas darle información y datos pero, sobre todo, debes emocionarle. Entrar en su corazón por que (y no me cansaré de decirlo) es ahí donde se toman las decisiones.

Si tienes terminado tu proyecto y no vas a poder vender hasta dentro de unos meses, debes preparar tus “herramientas de venta a distancia”.

Sin ninguna duda, esas herramientas han de tener dos características principales:

Han de ser VISUALES y, también, INTERACTIVAS.

Es decir, IMÁGENES muy bien escogidas, de los puntos de vista más sugerentes de tu proyecto. Aquellos en los que tu “producto” luzca como ninguno. Tenemos que conseguir trasladar a tu cliente a su nuevo hogar por un motivo fundamental:

“Comprar una vivienda forma parte de las emociones de su vida”

Como ocurre cuando contemplamos un cuadro, la mente empieza a imaginar. Nos empapamos de la magia de la imagen. La parte del cerebro que se encarga de las emociones se activa y tu cliente comienza a evocar, a soñar, aspira a ese futuro mejor.

Cuando vemos una película, ocurre algo parecido. La realización de un VIDEO de tu proyecto aún no construido, transmite seguridad a tu cliente y es útil para ayudarle a proyectarse en el futuro, para verse en su futura casa.

No lo dudes : el video es la herramienta más eficaz para conseguirlo.

Nuestros clientes, no repiten con nosotros porque hayamos hecho una peli muy chula de su proyecto.

Lo hacen porque les ha producido retorno, porque funciona, porque venden antes y mejor.

Las IMÁGENES 360º son un paso más allá. Permiten a tu cliente interactuar con el espacio con libertad. Ellos deciden por donde se mueven. Ese hecho les da confianza, se creen lo que ven. Lo manejan de una forma sencilla. Es quizá la herramienta digital que mejor “sustituye” a una vista real a la vivienda y, eso, en estos tiempos de aislamiento social, no tiene precio.

Nuestro equipo está en disposición de ayudarte a tenerlo todo preparado.

Hablemos de tu plan y de cómo podemos ayudarte. Si lo ponemos en marcha, estarás listo para persuadir a tu cliente. Cuando se pueda, cerrarás la operación en persona.

Pero, mientras tanto, has de meterte en su sala de estar para llegar hasta tu corazón.

Llevamos más de 30 años ayudando a promotores como tu por todo el mundo.

¿Quieres tener un buen plan y no dar un balón por perdido?

¿Hablamos?