“Conocer a Juan Gayarre fue una sorpresa… un arquitecto capaz de representar gráficamente el futuro con una realidad impactante, casi fotográfica, y con un ordenador… fue a finales del siglo pasado, época en la que las perspectivas dibujadas a mano y las maquetas eran lo que había entonces.

Gayarre era el futuro … y así ha sido … hoy es el presente. Pero hoy se adelanta a lo ordinario, a lo habitual … y por eso se destaca y sigue destacando y sorprendiendo porque sus herramientas no sólo manejan los mejores programas 3D, sino que su amor por la fotografía, su elección de encuadres y luces, su conocimiento constructivo de la realidad, de los materiales, de las formas espaciales, el diseño innovador …

Hacen que cada vez que una obra sale de su sofisticado equipo sea merecidamente la mejor.
Trabajar con Juan es fácil
rápidamente puedes formar un equipo de arquitectos que parece ser el mismo de siempre…
Sólo tengo la desgracia de no haber trabajado en muchas más ocasiones con él…
pero, desde luego, no fue porque no quisiese hacerlo.
Todavía hay tiempo para colaborar en nuevos proyectos.”