Zaragoza tiene personas fantásticas que son profesionales extraordinarios. He tenido la suerte de encontrarme con un buen número de ellos en el desarrollo de numerosos proyectos urbanísticos, ambientales y culturales. Hoy quiero destacar a Juan Gayarre a quien conocí hace 10 años a través de sus infografías. Me pregunté entonces dónde estaba el secreto que hacía tan seductoras sus imágenes. No tardé en darme cuenta de que no residía tanto en el sofisticado tratamiento informático del grafismo cuanto en el manejo envidiable del espacio, propio de un buen arquitecto, y la calidad estética de un artista contenido y sensible.

En un mensaje reciente me decía que los RRMM le habían regalado un blog. Yo creo más bien que los RRMM nos ha regalado el blog de Juan Gayarre.