”Juan es, en primer lugar y de lo que me enorgullezco, mi amigo.
En segundo lugar, un arquitecto con conocimiento y sensibilidad. Y por último, un excelente profesional en el trabajo de la imagen.
La infografía no es sólo un material para enseñar sino también para trabajar y desarrollar el proyecto.
Trabajar las imágenes con un buen arquitecto es recibir una mirada nueva, inteligente y entendida, que corrige y hace avanzar la propuesta.
Colaboramos en el proyecto del Paseo de la Independencia, complejo y polémico por circunstancias ajenas a la arquitectura. En un primer momento, el Ayuntamiento encargó unas imágenes a otro equipo que no supieron explicar el cambio de carácter del espacio urbano, del rodado al peatonal.
No ayudaron, más bien al contrario.
Con la reforma del proyecto, conscientes ya todos de la necesidad de anticipar imágenes que, además de veraces,
supieran captar el ambiente que se proponía, pudimos contar con el trabajo urgente de Juan.
Sus perspectivas y videos sí consiguieron reflejar lo que de verdad iba a ser y las sensaciones que se iban a percibir.
Después volvimos a trabajar en el Parque del Agua, una obra que para nosotros supuso un gran salto de escala.
Agradecí entonces sus trabajos, que facilitaron el nuestro, y aprovecho ahora para seguir agradeciéndolo.”