Durante muchos años, la respuesta a esta pregunta era si. En la actualidad es no. En casos excepcionales, podemos “trabajar a éxito”. Un ejemplo: Si quieres nuestros servicios su coste es X. Si decidimos “trabajar a éxito”, el coste inicial es…

Leer más →